Estaba muerto pero abrio los ojos en pleno velorio.

Mientras era velado Nicolás Robles, de 75 años de edad; abrió los ojos y quedó sentado en el ataúd, según afirmaron los testigos. El hecho se presentó en el sur del departamento de Bolívar.

El susto fue increíble que los asistentes solo gritaban “¡Abrió los ojos! ¡abrió los ojos!” mientras corrían despavoridos fuera de la casa. Otros más se acercan para poder grabar el insólito momento.

«Desde que estoy nacido nunca había visto esto tan extraño, que una persona después de muerta abriera los ojos tremendo susto nos llevamos con mi abuelo». Manifestó un familiar del difunto.

Según la ciencia médica, este suceso se trataría solamente de un reflejo. Sin embargo, después de pasar el susto, y el médico revisar al muerto, solo los 4 que cargaron el ataúd acompañaron a sepultarlo, porque a los demás les dio miedo después de lo sucedido.

También te podría gustar...