Horror en Tolima: Lo conoció por Facebook y le desfiguró la cara con un ‘pico de botella’

El hecho que tiene conmocionado al país y que casi acaba con la vida de Ana Cristina Rodríguez sucedió al amanecer de Año Nuevo, cuando ella compartía con su familia y con John Fredy Guevara Agredo, quien por unos tragos de aguardiente que ella le ofreció a unos amigos, la atacó a pico de botella.

El hombre le partió la clavícula a su víctima, le generó heridas abiertas en el brazo derecho, mano izquierda y lesiones en la espalda, cuello, cabeza y boca. Se conoce que el hombre es natural de Florencia, pero trabaja en las montañas de Cauca como ‘raspachín de hoja de coca’, indica el Nuevo Día.

Según lo narrado por la afectada, información que recoge el citado diario, Ana después de hablar durante cinco días con John Fredy, este le dijo que si podía pasar el año nuevo con ella, la respuesta fue que no había problema y él llegó a hasta Ibagué donde actualmente vive.

Me dijo que distinguía a un hermano mío y que le había hablado bien de mí, y por eso me quería conocer, yo me había tomado unas fotos en el barrio donde trabajo y me dijo que podía ubicar a cualquiera solamente con mirar una foto, yo quedé sorprendida y llegó.

“Le comenté que pasaría el 31 donde mis padres, así que se fue para Florencia, después le pidió a mi hermano que si podía pasar el Año Nuevo y fue así que llegó a Alvarado. Me cuenta mi hermano que solamente lo había visto una vez, porque Freddy se la pasa de finca en finca”, le contó a ese medio de comunicación.

En un momento de la noche John Fredy quiso irse de Alvarado. Según la víctima, él le dijo que ‘no le gustaba que lo ignoraran y que se sentía mal así’, a lo que ella le respondió que no había problema, pues “no amarro a nadie y si se quiere ir váyase”.

Sobre las 3 de la madrugada, cuenta Ana cogió una botella de aguardiente y fue hasta donde había unos amigos y allí les repartió trago, cuando ella llegó a la mesa, Guevara Agredo se la rapó y le gritó que ‘qué hacía repartiendo el trago porque la plata de él valía’. “Le respondí, tenga su botella, o si quiere se la pago, y dijo, ‘ese no es el hecho, estamos en familia y usted repartiendo el trago’, entonces la quebró, me llevó cerca a la casa, me tiró al piso y me agredió con el pico de la botella”.

Con miedo, pues dice que el hombre todavía la acecha por redes sociales y la amenazó de muerte, prosiguió: “Por los golpes no podía respirar, me di la vuelta, vi una botella, la rompí y le hice un lancé. Yo tenía ya demasiadas puñaladas.

Cuando él se vio sangre me dijo, ‘ya pare, no más, pero él era para que yo soltara la botella, ahí mi mamá comenzó a halarlo, la golpeó también, en ese momento me escapé y entré a la casa, se vino detrás mío y luego llegó la Policía”.

Cuenta una familiar, que a John Freddy lo condujeron a la estación, pero la Policía lo soltó, según ellos porque no existía una denuncia, esto, mientras la mujer estaba en el hospital.

“Le tomaron una declaración, pero no quedó nada escrito, dijeron que solamente podían retenerlo una hora y al momento ya estaba en la carretera cogiendo el bus. También le dijo a la mamá que le iba a dejar a la hija muerta y tirada en el patio”, agregó la familiar.

En la mañana de ayer, cuando la víctima de esa reprochable agresión por fin tuvo celular con datos, el primer mensaje que llegó fue el de su victimario: ‘Hazme un favor, no me vaya a buscar para nada, ni para bien ni para mal, pasemos esta página, ya me jodiste y creo que yo a ti, espero te mejores pronto, solo déjame quieto, yo estoy donde tengo que estar y tú en tu casa o donde estés, solo gracias por todo y ya, chaito, Dios te bendiga’.

También te podría gustar...