Mujer intentó mandar matar a compañera que también se acostaba con su jefe

La empleada de una reconocida tienda deportiva buscó contratar a un sicario por medio de internet.

Como “extremadamente celosa” calificaron las autoridades judiciales a una mujer, de 26 años, quien presuntamente buscó quitarle la vida a su compañera de trabajo porque también tenía una relación sentimental con el jefe.

Whitney Franks, enceguecida por la furia, habría publicado un anuncio en la ‘deep web’ o ‘web oscura’ en el que solicitaba los servicios de un asesino por mil libras esterlinas (más de cinco millones de pesos colombianos).

“Estoy dispuesta a pagar más. Esta mujer me ha causado muchos problemas a mí y a los demás. Por favor, ¿puedes ayudarme a solucionarlo?”, decía el pedido, según leyó el fiscal Andrew Copeland en el juicio que se adelanta.

He estado buscando cosas que nos podrían ayudar, así que voy a intentarlo.

Franks era trabajadora de Sports Direct, una reconocida tienda de indumentaria deportiva con sede en Reino Unido. Desde 2015 se conoció con James Prest, gerente general del local ubicado en la ciudad de Milton Keynes. Su amor iba como ‘viento en popa’ hasta que en 2017 ingresó una nueva empleada: Ruut Ruutna.

“No solo eran compañeras de trabajo, eran rivales, ambas estaban en una relación al mismo tiempo con James Prest. Ambas sabían que el señor tenía un vínculo de tiempo atrás con una mujer con la que tenía dos hijos”, acusó el fiscal. “Él intentó enfrentarlas entre sí”, añadió.

En 2020, tenían una relación de cuatro, pues, según las autoridades, Prest, “mientras su pareja e hijos estaban en cama, salía con frecuencia a la casa de Ruut” y seguía en amorío con Franks. Sin embargo, la mujer se enteró de lo que venía ocurriendo, así que tuvo los motivos para confrontarlo.

“Prest se molestó mucho porque Franks le hizo el comentario de que se escabullía por las noches”, aseguró el fiscal. El hombre optó por evitarla, pero ella quería continuar el vínculo como se lo hizo saber en un correo electrónico.

“Puedo darte el mundo entero, James, si me das una oportunidad. (…) He estado buscando cosas que nos podrían ayudar, así que voy a intentarlo”, le escribió, de acuerdo con los documentos reseñados por el diario local ‘Telegraph’.

Al parecer, lo que ‘ayudaría’ a mantener el amor era la búsqueda de un sicario que hacía Franks en internet de manera anónima. Había publicado los datos personales de Ruut, como dirección de la casa, celular y enlace a su perfil de Facebook con tal de encontrar al asesino.

Sin embargo, sus planes se truncaron. Carl Miller, periodista investigativo de la agencia ‘BBC’, navegaba por la misma página en medio de sus labores, pero el anuncio lo alarmó, así que de inmediato llamó a la Policía.

Como el pedido era anónimo, las autoridades solo contaban con los datos de la persona amenazada. La buscaron en su residencia y le notificaron que querían atentar contra su vida. La señora Ruutna les dijo que “tenía una corazonada” sobre quién podría estar detrás: nombró a su compañera Franks.

La mujer fue arrestada y desde septiembre de 2020 permanece a la espera del fin de su juicio. La última audiencia se desarrolló en este mes de julio de 2022, en la que se le acusó de buscar un asesino a sueldo para quedarse con el amor de su jefe.

Eso sí, hasta el momento ha negado todos los cargos. Según su primer testimonio, llegó a la ‘deep web’ luego de hacer clic en un extraño enlace, lo que le llamó la atención de si se trataba de una estafa.

También te podría gustar...