Pastor quería ser Jesús: se enterró vivo, pero no resucitó al tercer día.

El hecho ocurrió en el país, Zambia, Los creyentes que lo ayudaron en su fallido milagro están siendo buscados por la policía local.

En Lusaka, la capital de ese país surafricano, un pastor cristiano, de 22 años, intentó llevar al máximo su espiritualidad y quiso ser, literalmente, Jesús.

James Sakara, como se llamaba el protagonista de esta historia, convenció a tres de sus feligreses para que le ayudaran a cumplir el propósito de ratificar que tenía la capacidad de resucitar.

Lastimosamente, para sus expectativas desmedidas, Sakara estaba lejos de ser el mesías. Este sábado fue hallado muerto por sus correligionarios, quienes tuvieron que desenterrarlo.

Los medios locales informaron que, a pesar de ser reanimado con primeros auxilios y hasta ejercicios espirituales autóctonos, el líder religioso no reaccionó.

También te podría gustar...