Siguen los robos a turistas en Playa Blanca – Barú de Cartagena.

Caio Lazzaretto Mónaco, de Brasil, se quejó del proceso para denunciar ante la Policía colombiana.

Una experiencia amarga vivió un turista brasileño en la zona turística de Playa Blanca, en Barú: le robaron el celular y le cobraron $ 4.600.000 por comer pollo, patacones y agua bajo una carpa.

El denunciante se identificó como Caio Lazzaretto Mónaco, de 27 años, quien indicó que permaneció más de un mes en Colombia. Viajó a Bogotá, Pereira, Medellín, San Andrés y cerró en la capital de Bolívar.

En esta última ciudad, solicitó un tour a través de una agencia para conocer el Aviario Nacional y Playa Blanca, pero por un error de la empresa, según aseguró, debió ir solo.


Se embarcó en una buseta desde el Castillo de San Felipe hasta Pasacaballos y desde ahí tomó un mototaxi hasta el Aviario.

Describe como “grata” la experiencia en este lugar, pero los inconvenientes empezaron cuando acababa de llegar a Playa Blanca, donde lo rodearon seis individuos.

“Me hicieron chistes, me distrajeron y uno de ellos tomó el celular de mi maleta. No me di cuenta hasta que llegué a un sitio en la playa, porque la maleta estaba abierta y no estaba mi teléfono”, expresó Lazzaretto al periódico El Universal.

Aparentando solidaridad, otros sujetos se le acercaron a brindarle una supuesta ayuda. Le llevaron un plato con patacones, pollo, agua y lo ubicaron bajo una sombrilla, según comentó el turista.

Cuando fue a pagar con tarjeta de crédito, en vez de 60.000 pesos, notó que le datáfono decía 1.200.000 pesos, por lo que asumió que la máquina estaba adulterada y “me querían robar”. En ese caso, se rehusó a pagar y los hombres reaccionaron con amenazas.

“Vi el monto exacto de $ 120.000 y agregué la contraseña de mi tarjeta. Acepté pagar ese monto de inmediato para librarme de ellos, pensando que iba a resolver la situación. No sé cómo el valor cobrado fue muchas veces mayor”, dijo Lazzaretto a ese medio.

Posteriormente, los individuos le indicaron que no se había procesado el pago por “mala señal” y, según contó el brasileño, en total hizo tres intentos. En el primero, le descontaron $ 1.200.000, en el segundo la misma cantidad y en el tercero $ 2.200.000

También te podría gustar...