Soldado de 22 años desertó del Ejército para unirse al Eln

La Fuerza Pública confirmó la veracidad del video en el que Luis Carlos Carrillo despotrica en contra del Ejército y anuncia que se suma a las filas de la guerrilla.

El soldado Carrillo, de 22 años, anunció su deserción a través de un video difundido en redes sociales. Pantallazo

En un video que circula por redes sociales, un joven vestido con uniforme camuflado asegura que desertó de la Fuerza Pública para unirse a la guerrilla del Eln, e invita a sus compañeros a hacer lo mismo.

La Octava División del Ejército confirmó este miércoles que se trata del soldado Luis Carlos Carrillo, quien se encontraba prestando el servicio militar obligatorio en la Fuerza de Tarea Quirón (que opera en Arauca) y aclaró que el joven no tenía acceso a información clasificada o estratégica, con lo que descartan que su deserción signifique una amenaza a la seguridad de la institución.

En el video, que fue dado de baja de plataformas digitales en su versión original, el joven Carrillo cuenta su experiencia en los 11 meses que estuvo en el Ejército. Además de afirmar que en ese tiempo no aprendió “nada bueno”, que tenía compañeros “drogadictos” y que sus superiores “golpeaban a los soldados”, Carrillo dice: “Yo estoy para proteger al pueblo, no para atropellarlo”, y además hace denuncias como: “Recibimos charlas para apoyar a los paramilitares”.

El Ejército rechazó los señalamientos del soldado “que intentan desdibujar y demeritar la inmensa labor que por el contrario realizan los soldados de la patria”. Según la Octava División, “este video es parte de una campaña de desprestigio en contra del Ejército Nacional, realizada por el grupo armado organizado”, y, al parecer, el joven estaría en las filas de la guerrilla desde que ingresó a la institución castrense, con el único fin de cumplir esta misión de desprestigio.

Para la Fuerza Pública, entonces, si bien se trataría de una campaña de desprestigio en su contra, la deserción de Carrillo “no representa mayor impacto o riesgo de seguridad institucional”. Según explicó la Octava División, por el rango del soldado, el joven nunca tuvo acceso a “información clasificada o de carácter estratégico” que los pudiera poner en peligro. Sin embargo, confirmaron en el comunicado que, cuando Carrillo dejó las filas del Ejército el pasado 9 de octubre, se llevó consigo su arma de dotación y el material de guerra que le asignaron.
A pesar de asegurar que, al parecer, Carrillo estaba en las filas del Eln antes de entrar a la institución, el Ejército también confirmó que el joven no tenía antecedentes penales. “Al momento de su incorporación como integrante del cuarto contingente del 2018, no presentaba ningún antecedente penal ni requerimiento de ninguna autoridad”. A renglón seguido, la Octava División añade que pusieron en conocimiento de la Justicia Penal Militar lo ocurrido y que se “presentarán todas las acciones legales frente a las falsas imputaciones” que hizo el soldado.

También te podría gustar...